martes, 16 de febrero de 2010

Y NOS DIERON LAS 10, Y LAS 11... LAS 12 Y LA 1... LAS 2 Y LAS 3...

Se avecinaba un fin de semana diferente, tranquilito, agradable. Moni y las niñas se habían quedado en casa y me iba a correr a Sevilla acompañado por Luis.

Además no íbamos a correr un ratito, no. Luis se iba a marcar su primera tirada extra-larga de cara a su primer Maratón (MAPOMA´10). Iba a zamparse 27 kms y pico (unas 2h30m).

Y yo, a re-encontrarme con el Maratón un año después.

Un año desde el último en Badajoz. Un año duro en lo de correr. Lesión del Aquiles (6 meses medio parado). Luego a retomar poco a poco. Aparecen molestias musculares. Recaída. Buff... había que poner el cierre a este año. Y había que hacerlo a lo grande (a lo bruto, como me dijo Luis: “anda, que correr un Maratón para dar por cerrada una lesión”...) Pues si, un poco bruto el tema si que era, pero le tenía ganas al Maratón.

Y el sábado a las 10h nos pusimos camino de Sevilla. Haciendo el rodaje del coche nuevo de mi acompañante, viaje tranquilo y sin sobresaltos. Amenizado por los clásico musicales de mi amigo (Rocio Durcal, Michael Jackson, El Canto del Loco, ... en la variedad está el gusto). Paramos a comer cerquita del destino. Pueblecito perteneciente a Huelva donde la carta era un homenaje al cerdo ibérico (como para pedir la Comida de la Pasta). Nada, nada... un poquito de jamón y unos solomillos de cerdo (quizá no eran hidratos, pero estaba buenísimo).

Seguimos camino y llegamos a Sevilla antes de las 4 de la tarde. Pasamos por el hotel y nos vamos al Estadio de La Cartuja a recoger el dorsal y la bolsa del corredor (por cierto, que feo que es el Estadio por fuera... si parece el edificio de los Nuevos Ministerios).

Única pega a la Organización del evento: se han acabado las tallas “M” y tengo que decantarme por “S” o “L”...

Una vez acabado con este primer requisito pre-maratoniano, nos vamos a dejar todo al Hotel y a dar una vueltecilla por el centro.

De momento no llueve, pero calor, lo que es calor, tampoco hace. Manda “huevos” que tengamos que ir a Sevilla a pasar frío.

Compritas por el centro y cervecitas varias para hacer tiempo hasta la cena.. hidratación que no falte.

Cena agradable y charleta por La Alameda (ahora sí que pillamos hidratos, y dimos buena cuenta de una fantástica pizza).


Vuelta al hotel y a dormir prontito.

Como era de suponer, antes de las 6 de la mañana ya estamos desvelados.

Vueltecita en la cama para allá y para acá, y a las 7h en pie. Nos preparamos y a desayunar. Coincidimos con todo el grupo de Villalba. Que buen ambiente y que buena gente: MELCHOR, LARGOS, CHEMA, JAVI, FIFO, RAFA, ALBERTO, KUBALA, RAMON, etc... Ahhh, y PEPE (DESPACIO), que viene fuerte y a por un buen tiempo (está para bajar de 3h20m, aunque seguro que será más prudente... que lleva más de 20 maratones y ya sabe de que va esto).

Quedamos con DESPACIO a las 8h en la puerta del hotel para ir juntos (en el coche de Luis) a la Salida... allí nos dejará, y el se irá al km15 para incorporarse y ayudarme hasta la Meta.

Según lo previsto, llegamos al Estadio, nos despedimos de Luis y nos emplazamos para el km15.

Acompañado de DESPACIO, buscamos el interior del estadio y nos damos los últimos retoques antes de dejar las bolsas en el guardarropa. Cojo los guantes, que la mañana está fresquita.

De repente, nos encontramos con el Gran PPONG... una máquina devoradora de kilómetros que va a ayudar a DESPACIO en su objetivo (que gran tipo).

Van llegando el resto de Villalbinos, y nos hacemos la foto previa a la salida (y se la mando al maestro PRISILLAS que ha hecho de “coach” del grupo) para que vea que estamos todos dispuestos para el combate.

Diez minutos para las 9h... así que para la pista de atletismo (en el interior del Estadio) para ir cogiendo sitio... Ohhhh.... impresionante La Cartuja por dentro (con lo poco que dice por fuera). Bonito, bonito. Ya hemos encontrado otra motivación para el Maratón. Hay que acabar, aunque sólo sea por entrar en Meta aquí dentro.

Vamos situándonos. Se van haciendo grupitos. Me quedo solo. Me pierdo entre la multitud. Mi objetivo es estar en un ritmo entre 5:30 min/km y 5:40 min/km (es decir, acabar por debajo de las cuatro horitas.... calculo que 3h55m más o menos). Como Luis me espera en el km15, quiero ver que tal me encuentro e ir un pelín por debajo de 5:30 hasta ese punto. Luego con Luis clavar el 5:30 min/km hasta el 35... y dejamos un colchón para lo que pueda pasar (vengo con muy poco entrenamiento, menos de la mitad que para otros eventos de este estilo), con molestias musculares las tres últimas semanas en los dos gemelos, y no las tengo todas conmigo de poder acabar. Por eso no me uno a ningún grupo. Ni a los que van a bajar de 3h40 (ALBERTO, ...), ni a los sub4h (CHEMA; LARGOS...). Voy a correr, en teoría, de forma poco regular (intentando ganar algo de tiempo al principio y luego estabilizar un ritmo con Luis) y esta estrategia no es la ideal para compartirla con nadie.

Hace frío. Alguien comenta que estamos a 4º (yo creo que menos).

Son la 9h.

Salida multitudinaria. 4000 personas dentro del Estadio. Un poco caos hasta que salimos por el túnel Sur.
Han sido los 300 metros más lentos de mi vida.

Hay ganas de correr, pero no se puede con tanta gente.

Ya fuera, empieza la fiesta.

Para mis cálculos (sigo con la costumbre de tomar referencias cada 5kms) quiero estar por debajo de 27m 30sg cada “lap”.

Que frío...

Correteamos por la Isla de La Cartuja. Tomamos una avenida bastante larga. Empiezan a dejarse ir hacia el jardín de la derecha multitud de "meones". Miro el crono, y con esos primeros 300 metritos andando, el ritmo medio es malo... pero confío en que habrá muuuuuchos kilómetros por delante para ir mejorándolo.

Esa primera gran Avenida es un ida y vuelta que me permite ver a los primeros clasificados y cruzarme con todos los corredores que van por delante mía. Veo a PABLO y RAMON que van fuertes. Más tarde al grupo de ALBERTO. Yo voy con mucho frío. Van 3kms y decido quitarme la camiseta de algodón que llevaba para protegerme hasta que empezara la carrera. Sigo con frío, pero hay que echarle valor.

Veo que el Globo-guía de 4h se aleja por delante mía. No me preocupa que se vaya, pero hay algo que no me cuadra. Miro el Garmin y veo que mi ritmo ya está en 5:39 min/km de media, y ese globo debería ir a 5:40 min/km (por detrás mía)... y cada vez esta más lejos de mi por delante.... (no entiendo nada).

Llego al km 5. Sigo con frío. Tiempo de paso: 28m 25sg. Normal ese minutito de más, con la salida tan lenta...

De repente me doy cuenta que tengo que pasar a los del globo. Si he quedado con Luis en el km15 y le he dicho que el ritmo que llevaré estará en torno a 5:30, lo mismo se preocupa si ve pasar el globo y no he llegado yo antes.

Hala.... a correr.... Caen el 6 y el 7 a un ritmo vivo (entorno a 5:12 min/km). Me he ido animando y ya tengo cerca el globo. Un poco antes del km8 paso al globo 4h. Va un montón de gente pegada a él. Además estamos pasando por un vial dentro de un parquecillo y no es tan ancho como las avenidas anteriores. Me estresa un poco el tema, ocupan casi el ancho del paso. Pero arreo un poquito y me marcho de ellos.

En el km9 pasamos bajo un puente donde hay un grupito de gente animando. Se agradece. Con el eco, de este pequeño túnel, el ruido aumenta. Se me ponen los pelos de punta de la emoción.

El km10 esta al cruzar el Puente del Alamillo, al salir de la Isla. Pero justo antes, sorpresa. Empiezan a gritar mi nombre... miro a mi derecha y reconozco, dentro de un grupo numeroso, a la mujer de JAVI, y a ALEJANDRO (que ha venido hasta Sevilla para animar a su papi, FIFO, en esta aventura) que se pone casi de rodillas gritando mi nombre y aplaudiendo como un loco. Gracias Alejandro (menudo subidón me dio). Que majos todo el grupo de animadores.

Cruzo el puente. Y según estoy acabando de pasarlo... otra vez que empiezan a gritar mi nombre... una chica morena (que no conozco) me insufla ánimos de forma desinteresada. Saludo... y me voy pensando (¿quién será?)


Llego al km10. Paso en 54m38sg. Ya voy por debajo de 5:30 min/km de media (es que este parcial, del km5 al 10, ha salido rápido... 26m13sg... a 5:14)

Con el globo sub4h ya a la espalda, y con este ritmito tan majete, sólo queda ir controlando las pulsaciones hasta que lleguemos al 15. Miro el reloj y veo que son las 10h. Pienso que en casa (hoy domingo) ya estarán en pie (¿qué tal se habrán portado esta noche las princesitas? ¿habrán dejado descansar a mami?)... anda !!, y además es el día de los enamorados... y mañana (que mi mujer estará de viaje, y no podremos celebrarlo hoy por que yo estoy aquí) es mi aniversario de boda... pues voy a llamar a casa. Cartel del km11. Cojo el teléfono y llamo. Mi mujer que me responde ¿pero no has empezado todavía??, y le digo: “sí, sí,.. sí, ya llevo una horita, estoy en el km11 y voy a encontrarme con Luis en el km15.”... se descojona ... “Te Quiero... luego hablamos”. Teléfono al bolsillo y a seguir corriendo.

Van cayendo el km12, el 13... y como veo que las pulsaciones están ya por encima de 160ppm, decido ir aflojando para estabilizarlas ahí y esperar el encuentro con Luis. Además, he notado alguna molestia en el gemelo izquierdo (y todavía queda mucho por delante). Ritmo entorno a 5:20 y a seguir corriendo. Paso el km14. Me voy poniendo hacia mi izquierda para dejarme ver fuera del grupo y que Luis me vea desde lejos.

Ya al fondo le veo. Me hace señas que ya me ha pillado la botellita de agua en el avituallamiento.

Se une a la aventura.

Paso por el Km15 en 1h21´21´´. A un ritmo de 5:21 min/km (buen colchón para los kilómetros finales)... Datos del parcial: km10 al 15 en 26m43sg... a 5:20).

Luis que me pide que afloje algo para que el vaya calentando. Y yo encantado de hacerlo. Creo que he venido muy rápido estos 10 últimos kilómetros, así que vendrá bien retomar fuerzas. Las pulsaciones siguen entorno a 162 ppm. De momento voy entero. Ya sólo quedan los 27 y pico de Luis.

A todo esto, sigo con algo de frío. He corrido sin ver el Sol todo este tiempo. Luis ha sido más previsor y se ha puesto maga larga. Yo en maga corta y con los guantes.

Luis que ha calentado rápidamente, y nos hemos puesto en “cinco veintipocos” el kilómetro de manera fácil. Caen el 16 y el 17. Sin darme cuenta, me meto en lo peor de este Maratón.

Veo a mano izquierda la Estación de Santa Justa. Hemos tomado la Avda. de Kansas City. Noto que el aire me va frenando. Me cuesta correr. Las pulsaciones van subiendo muy rápidamente. Luis ha puesto el ritmo marcado. Ahora vamos a 5:30 min/km. Lo va clavando. Pero mis pulsaciones me dicen que algo no marcha. Me pongo en 169 ppm. Y no hemos llegado ni al km20. Estoy seguro de que si hubiera sido mi primer Maratón aquí me hubiera retirado. Las sensaciones eran malas, muy malas. Y la distancia por delante, mas de 22kms, una losa. Pero creo que funcionó el EFECTO MEMORIA. Ya he pasado momentos bajos en algún otro Maratón y mi cuerpo se ha recuperado de forma sorprendente. Confío en volver a superarlo y sigo corriendo con el único objetivo de llegar al final de Kansas City y que esté el avituallamiento del km20 y zamparme el gel que llevo preparado para ese punto.

Luis trata de animarme. Me ve justito. Que dos kilómetros más largos... aflojamos el ritmo.

Por fin, giramos a la derecha. Seguimos unos metros y llegamos al km20.

Tiempo de paso: 1h49´14´´ la media está en 5:27 min/km (con lo que ya nos hemos comido gran parte del colchón que traía de los 15kms iniciales). El tramo del km15 al 20 nos cuestan 27m 52sg (a 5:34 min/km.... vamos, que Luis, pese a mi lastre de Kansas City, empieza clavando el ritmo que buscamos).

Con el gel en la mano, el avituallamiento no llega. Comentamos que quizá lo hayan dejado para la Media Maratón que está ya cerquita.

Finalmente llega el agua. Y con ello el gel. Aminoro el ritmo para avituallarme y tomo aire para continuar.

Paso por la Media Maratón: 1h55´13´´ (5:28 min/km) .... a pesar del mal rato, estamos mejor de lo previsto (en la mejor de mis previsiones, calculaba un ritmo de 5:30 min/km que nos de al final una llegada en 3h52m).

Parece que el agua y la bajada de ritmo para beber me han insuflado algo de aire. Nos han dado las 11h de la mañana. Ya llevo dos horitas corriendo. La carrera transcurre ahora por una zona industrial. Un polígono que, como todos los Polígonos Industriales, es feo de narices.

Nos vamos animando. Yo voy progresando adecuadamente (como los niños en el cole) y Luis va fantástico hasta ahora (a por su primer diez mil de la mañana).

Poco que contar por aquí... Llegamos al km25. Tiempo de paso: 2h16´48´´ (ritmo medio, 5:28 min/km). El tramo del 20 al 25 en 27m 34sg (a 5:30... y Luis clavándolo).

Parece que me he recuperado. Voy con algo más de fuerza. Pero las pulsaciones ya están entorno a 170 ppm. Voy a llegar justito (pienso para mi: ¿y qué esperabas con lo que has entrenado capullo????).

Poco después del km25 pasamos junto al Estadio Sánchez Pizjuán (enviamos recuerdos a los sevillistas, a Del Nido y a todos sus familiares más cercanos).

Seguimos unos metros, giramos a la izquierda y...... SOL.... luce el Sol en este tramo. Hay un termómetro que marca 7º (y eso que le da el Sol). Que frío pasé (cada vez que me acuerdo).

Antes del km30, otro recuerdo futbolero. El Estadio Ruiz de Lopera. Sin más comentarios, que ya los hicimos todos contra los del Sevilla.

Preparo los sobres de gel (llevo el mío y el de Luis). Le doy instrucciones de como utilizarlo, y llegamos al avituallamiento del km30. Tiempo de paso: 2h44´20´´ (a 5:29 min/km de media). Muy bien, tenemos el sub3h55´ en la mano. Por cierto, este parcial del km25 al 30 en 27m 32sg (Luis parece una experta “liebre” y sigue clavando el 5:30 min/km).

Nos hemos metido para el cuerpo los geles de hidratos, y ahora a confiar que vayan igual de bien que me fue a mi el del km20. Me he quitado los guantes para este menester del gel. Hago un intento de mantenerme sin ellos, que por aquí luce el Sol. Pero me rajo como “Jalisco”. El frío puede con mis dedos, así que decido volver a ponérmelos (y ya son las 12h, y no he entrado en calor).

Con el esfuerzo de beber, respirar, correr y absorber el gel, las pulsaciones ya están por encima de 175ppm. Solo quedan 12kms, con lo que tampoco le doy mucha más importancia. Voy notando las piernas cada vez más rígidas. Las molestias en el gemelo no han ido a más, pero noto el impacto de cada zancada bajo el dedo índice de mi pie derecho. Incomodo pero llevadero.

Cruzamos el Guadalquivir y nos vamos a la zona de Triana. Cinco kilómetros por allí, igual de feos que los del otro lado del río.

Yo me encuentro bien, y Luis ya lleva más de 15kms en las piernas. Se va acercando a su límite hasta ese momento (los 21,095 de la Media Maratón). Se le va notando que pierde frescura y ritmo.

Llegada al km35... 3h12´10´´ (a 5:29 min/km de media)... con este ritmo, por debajo del 3h52´ al final (esto me va animando). El tramo del 30 al 35 en 27m 50sg (a 5:34 min/km... algo más lento, pero es que ya llevamos una buena paliza encima).

Pasado el km35 cruzamos de nuevo el Guadalquivir para trazar paralelos al río por la Avda. Torneo (muy cerquita del Hotel). Según cruzamos el puente, alguien nos anima, nos dice que ya llegamos al km36 y que tenemos el 3h50m en nuestra mano. Miro el crono y pienso que podría ser (si se dieran bien estos 6 últimos kilómetros).

Me acelero poco a poco. Al principio alentado por ese grupito de animadores que estaban a ese lado del puente. Luego pensando en el 3h50m. Voy tirando de Luis. El ya lleva 22kms y ha superado con creces la prueba. Le quedan casi 6 kms, pero se ha cascado una Media Maratón en un ritmo majete. Ahora a completar los casi 28kms a por los que ha venido.

Da el solecillo (pero tampoco significa que pasemos calor). Voy fuerte. Muscularmente jorobado (era de esperar por lo tocado que llegaba de estas últimas semanas) pero bien de fondo (y esto me sorprende a mi mismo).

A Luis le va costando seguirme. Me pide que me vaya. Voy mirando de reojo a la vez que aligero el ritmo.

Me insiste en que me vaya. Quedan a penas seis kilómetros. Me veo con fuerzas.

Van apareciendo metros entre nosotros.

Me insiste en que tire. Y, finalmente, me decido a irme (no sin antes pedirle que acabe fuerte, que estaré en la meta esperando para hacerle la foto de llegada).

Me lanzo poco a poco aumentando el ritmo. La idea es intentar robar esos segundos que faltan para acabar por debajo de 3h50m.

A la altura del km37 de nuevo unos ánimos inesperados de la joven morena (aquella del km10) que se deja la voz gritando mi nombre... ahora ya sé de que va esto... al lado, oculto tras una cámara de fotos, reconozco a JOSE COURSELIBERE... les saludo y sigo aumentando el ritmo.


Cruzo el puente y a por los últimos kilómetros dentro de la Cartuja. Cae el km38. En el 39 empiezo a pensar que me va a faltar muy poquito para bajar del 3h50´ (que no lo voy a conseguir).

Las pulsaciones ya ni las miro. He visto un 188 ppm en algún momento. Pero como voy ya que ni veo, pues paso del Garmin.

Voy por un parquecito que me llevará hasta el Estadio. Al fondo el km40. Joder, no puedo más (reconozco que me voy arrepintiendo de haber apretado tanto y haber dejado a Luis solo... total, me estoy machacando para intentar acabar por debajo de 3h50, casi media hora peor que mi mejor marca, y hubiera firmado al empezar esta mañana un 3h59´... mira que soy imbécil).

Paso por el km40 en 3h38´21´´ ( a una media de 5:28 min/km... con este arreón final he mejorado un poquito el ritmo medio). Tramo del km35 al 40 en 26m 11sg , el más rápido de toda la carrera, a 5:14 min/km).

Y ahora a bajar en paralelo al Estadio para entrar por el Fondo Sur. Paso el km41. Y a por el Estadio.

Entro al túnel de acceso... no veo nada. Es cuesta abajo. Todavía me pego el piñazo...

Y accedo a la Pista de Atletismo. Miro el reloj, y esta en 3:49:00... vamos, que a pesar de las pulsaciones (llego a 194 ppm) me da para pensar que hacer los 300 últimos metros en un minuto es correr el kilómetro por debajo de 4 minutos... con lo que me rindo e intento disfrutar de ese trotar por la calle exterior del Estadio. Voy adelantando gente (la de corredores que iban andando los tres últimos kilómetros... que barbaridad!!!).

Y en la recta de Meta, oigo los gritos de la afición villalbina (me parece escuchar a CARLOS NEGRO, por que ver, lo que se dice ver... con las pulsaciones tan altas, sin gafas, y con la Meta a 50 metros... no vi a nadie).

Pues he llegado...



3h50´31´´ (1:55:13 en la primera Media... y 1:55:18 en la segunda)

Que gozada volver a sentir esa explosión del kilómetro 36-37 y saber que lo tienes en la mano y que ya no fallas...

Contentísimo. Cansadísimo.



Por cierto, que esperé a Luis (no sin tener que aguantar a un “brasas” que me pedía que me fuera de la zona de llegada...pero le toreé) y le hice su foto...


Sin lugar a dudas, Sevilla tendrá un color especial, pero lo que es le Maratón no puede ser más feo (yo creo que si pedimos a un Sevillano que nos enseñe lo más feo de Sevilla, el 95% seguro que está dentro del recorrido de este Maratón).

Eso sí, dicen que es uno de los Maratones más rápidos de España.... es cierto que es muy llanito. Nada de cuestas. Pero el aire en Kansas City me mató (también pagué el ritmo alto del km5 al 15). La animación bastante escasa. Y la salida del estadio te hace perder un tiempo, que para el que venga buscando marca, es una faena.... y, además, mi Garmin midió 42,53kms (es decir, 300 mtrs de clavo).

La Organización, perfecta. Una atención al corredor digna de tomar como ejemplo. Y encima, baratita la inscripción.

Ahhhh... y lo del titulo del Post??? (ponerle música de Sabina). Pues eso, que salí a correr a las 9h. Y me dieron las 10, y las 11, y las 12.. y la 1 (bueno, casi...por 10 minutitos)... luego nos duchamos en el estadio. Cuando salíamos de allí nos dieron las 2.... y andando a por el coche. Y preguntamos a un tío de uniforme amarillo con una moto amarilla, por el camino más corto hasta el coche... y el capullo se equivocó... y nos dieron las 3 (sí, sí... una hora andando a por el coche, después de haber corrido un Maratón... con dos cojones!!!... ahora, que me he quedado con la cara de ese tío, y si el año que viene vuelvo, va de cabeza al Guadalquivir con moto y todo.)

Enhorabuena a Luis, que se completo sus casi 28kms. MAPOMA esta en tu mano, y esta tirada te ha demostrado que puedes conseguirlo. Cabeza fría y optimismo (pero NO euforia). Y un lujo de liebre.

5 comentarios:

  1. Me sorprende la lucidez que tienes para poder contar todos los detalles. Todavía recuerdo tu crónica de Badajoz en la que dabas incluso más detalles de cada km.

    Debe ser que a mí, aunque vaya a menos de 160 pulsaciones, a partir del km 25 me empieza a faltar el riego y nunca me acuerdo de cuándo han ocurrido las cosas.

    Enhorabuena, campeón.

    ResponderEliminar
  2. Jesusete, eres único en tu actividad de R.R. (reportero runner).

    Yo valoro, más que la marca, el sacrifico y la voluntad por perseguir nuestros objetivos.

    Pepe-despacio es un tío excelente. Y lo digo, porque es entrañable correr con él. Eso sí, la próxima vez no te me escapas...

    ResponderEliminar
  3. Qué grande chavales!!

    Y espectacular la crónica. Habiendo tenido el gusto de correr con vosotros, tu relato permite imaginar muchas de vuestras sensaciones... excepto el dolor de piernas!

    A recuperarse que tenemos tres medias y el Mapoma en el horizonte... y te vamos a necesitar.

    ResponderEliminar
  4. Te lo dije durante la carrera antes de que la cabeza dejara de funcionar. Ha sido un honor compartir contigo esta aventura. Y ya te dije que al final serías tú el que me animaría a mi!

    Al tio de la moto amarilla ya le daremos lo suyo el año que viene.

    Un saludo a Pepe-despacio y a todos los del club que conocí en el desayuno. Sois unos figuras.

    Y como dice Javi, ya te puedes ir recuperando bien que tenemos muchas cosas y muy importantes por delante como para que nos dejes solos... No somos nadie!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por las felicitaciones y animos.

    PEPE-DESPACIO, PPONG, llegar a acumular tantos Maratones como vosotros llevais ya en vuestras piernas es una de mis mayores ilusiones. Si puedo prepararme bien, os prometo, un dia os acompañare a vuestro ritmo en uno de los que coincidamos...

    JAVI, esas series... que nos quedan 10 semanitas para MAPOMA. Preparate, que se me esta quitando el dolor de las piernas y vuelvo...

    LUIS. No las llevaba todas conmigo, y me ayudaste mucho en el tramo de Kansas City. Luego me vine arriba y todo fue mejor. Espero servirte yo a ti, tanto como tu lo has hecho conmigo, en tu primera experiencia "Mapomera".

    ResponderEliminar